Primera Cita

La Primera Cita: ¡No metas la pata!

Primera CitaCosas que sí y que no debes hacer.

En una primera cita es natural sentir nervios y gran expectativa. Es un momento emocionante que a veces puede resultar nefasto, y la mayoría de veces esto ocurre porque alguno de los dos dice algo que no debía, aunque muchas veces lo haga con la buena intención de ser honesto y espontáneo.

Como estas “metidas de pata” son comunes, especialmente si una persona no ha tenido citas últimamente, hemos desarrollado una lista le que te puede servir de guía para evitarlas.

  1. No hables en exceso de tus relaciones pasadas. Si bien a todos nos interesa conocer algo del pasado sentimental de la otra persona, extenderse en detalles, anécdotas y problemas con el Ex no es recomendable. Nadie quiere convertirse en pao de lágrimas del alguien que apenas conoce.
    presta atención a la otra persona, pregúntale cuáles son sus intereses y pasatiempos. Interésate en sus proyectos y metas. Enfócate en el presente.
  2. No permitas que una discusión termine en una pelea. Evita temas que puedan ser controversiales, no sólo religión o política, sino cualquier otro tema en el que sientas que la otra persona tiene una fuerte convicción.
    sé respetuoso sobre las diferencias que puedan haber entre tú y el otro/a. Si menciona una creencia con la que no estás de acuerdo, encuentra la manera de poder discutir sobre el tema sin que la persona se sienta criticada. Si sientes que no puedes hacer esto,  cambia de tema!
  3. No halagues en exceso. Decirle a una persona que es atractiva una vez es halagador. Decirle diez veces es odioso y puede sonar falso. Importante, evita hacer cumplidos sexualizados. “Tienes ojos encantadores” o “Ese color de queda muy bien” son halagos apropiados. Pero “Tu cuerpazo me tiene loco” no es respetuoso.
    se debe decir comentarios positivos o amables a la otra persona. Un halago simple y honesto contribuye a que la persona se sienta aceptada y cómoda con su interlocutor.
  4. No te menosprecies. Saber reírse de uno mismo es una gran cualidad, pero pasar quejándote sobre lo mal que te va en tu trabajo o tu incapacidad para mantenerte a dieta no está bien.
    Si trátate a ti mismo con sentido del humor. No somos perfectos y no necesitamos serlo, ni tampoco esperar que la otra persona lo sea.
  5. No monopolices la conversación. Recuerda que una primera cita es un diálogo entre dos, no un monólogo.
    expresa tus puntos de vista y también escucha. Aprende a preguntar.
  6. No alardees sobre ti o tus logros. La confianza es sexy pero un persona que sólo se pasa hablando de sí misma sin parar puede volverse arrogante.
    Si proyecta confianza. Siéntete seguro de ti mismo antes de ir a la cita, recuerda tus fortalezas y qué ofreces para que una persona disfrute de estar a tu lado. Mantente presente y deja que el resto fluya natural!